sobre mí, contacto

belleza, actitud, lifestyle, #trending, ellos y ellas

jueves, 5 de noviembre de 2015

Me Gusta La Gente Que Se Gusta


Me gustas tú. Muchísimo.

No sabes cuánto siento que los cambios de Facebook no incluyan un botón para darle un "me gusta" a las personas, porque en ese caso yo a ti te daría uno tan grande como una casa. Así que por eso, para no quedarme con las ganas de decirte cuánto me gustas, la entrada de hoy te la dedico a ti. 

Tú eres ese hombre, esa mujer, ese chico o esa chica que a pesar de sus inseguridades, de sus fallos y de sus equivocaciones se sigue levantando cada mañana sintiéndose a gusto en su piel. 

Tú eres esa persona que forma parte de mi vida para hacerla aún mejor. Vaya usted a saber por qué los dioses lo dispusieron de esta manera, yo solo puedo decir que les estoy muy agradecida así que no seré yo quien les cuestione.

Pero esta entrada también es para ti, que aún no te conozco y que puede que no llegue a conocerte nunca. Si lees estas líneas hasta el final y honestamente te reconoces en lo que dicen, me da igual que ellas sean lo único que llegue a unirnos jamás: Tú me gustas. Me gustas muchísimo. 


Me Gusta La Gente Que Se Gusta


1. Porque les gusta la gente y lo demuestran

Las personas que se gustan a sí mismas practican una extraña magia: son amables, extrovertidos, generosos, disfrutan de la compañía de los demás y se mueven por cualquier tipo de ambiente con la misma comodidad con la que lo hacen por su propia casa. Cuando alguien se ha aceptado a sí mismo -lado oscuro incluido- también acepta a los demás tal y como son, y eso se nota.


2. Porque no reclaman los focos 

Suele ser gente más de quedarse tan a gusto en el backstage que de estar hambrienta de escenario. Pero claro que a veces les verás acaparando los focos, no tanto por una necesidad de llamar la atención como porque su carisma atrae hacia ellos las luces incluso sin haberlas reclamado.


3. Porque no buscan el aplauso

No necesitan tu aprobación ni la mía para ser felices siendo ellos mismos. Son personas que rara vez se justifican por ser como son y a las que solo les importan las opiniones de aquellos que les ayudan a crecer, a mejorar. La vanidad es una perra que difícilmente encontrará donde morderles. 


4. Porque no quieren impresionarme

Me gustan aquellos que cuando hablan de sí mismos hablan de quienes son, no de lo que poseen. Y que de mí sobre todo les importa saber quién soy, no lo que tengo. 


5. Porque les brillan los ojos

Tienen intereses, aficiones, aman lo que hacen. Hasta es posible que te amen a ti. ¿Quieres saber si tú también eres una de sus pasiones? Mírales a los ojos. 


6. Porque son capitanes

Las personas que se gustan a sí mismas confían en sus capacidades y en su propio criterio, por lo que asumen con naturalidad el liderazgo. Son muy buenos movilizando grupos de personas y también puedes contar con ellos para resolver una crisis.


7. Porque les gusta hablar claro

No escurren el bulto en los conflictos: si has hecho algo que no les ha gustado o que les ha dolido encontrarán la mejor forma de decírtelo. Pero de la misma manera si te admiran por tus logros o por tus cualidades, también te lo dirán. Y si necesitan tu ayuda te la pedirán. Además me gustan porque son del tipo de personas que te dejarán claro lo que esperan de vuestra relación, ya sea ésta laboral, sentimental o amistosa.


8. Porque toleran el rechazo

Son personas mentalmente fuertes, con una alta tolerancia a la frustración y a los sentimientos incómodos. Saben que el rechazo siempre es una posibilidad que está ahí pero no por ello dejan de correr riesgos cuando está en juego algo que les importa. 


9. Porque no son de cristal

Con la gente que se gusta a sí misma no hace falta andar pisando huevos para no herir su susceptibilidad. Puedes hablar con ellos sin que se sientan ofendidos; puedes decirles lo que te ha molestado o por qué crees que están equivocados. Incluso puedes esperar de ellos una disculpa o que reconozcan un error. Actuar por una cabezonería derivada de la soberbia -que a su vez suele tener su origen en la inseguridad- no está en su naturaleza.


10. Porque quieren gustarse aún más

Han detectado cuáles son esos fallos de su carácter que les hacen menos atractivos a sus propios ojos y trabajan por encontrar la forma de convertirse en mejores personas, en seres humanos de más calidad. 


¿Qué tiene que tener alguien para que te guste?




9 comentarios :

  1. Es muy difícil de decir, es como la magia, te gusta o no te gusta pero no sabría decir porque!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  2. Claro que si, primero gustarse uno mismo! saludos!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta.
    Me gusta muchísimo el post, y me encanta la gente que se guta. Y la que no se gusta, es que aún no se ha descubierto, hay que darles tiempo, y alguna pistilla ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Que bonito este post, a mí me encanta la gente segura de si misma.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado mucho el post y por supuesto que también me gustas tú por como eres tan espontánea y singular...
    A mi me gusta la gente sincera y que se alegra por las cosas buenas que le pasan a los demás y puedo añadir todas las características que tu has puesto...
    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  6. A mi me pasa como Gladys, me gusta la gente que se alegra por lo bueno que le pasa al resto...ah, y me gustas tú también! Besos my friend!

    ResponderEliminar
  7. Qué chula la entrada, me encanta lo que has escrito
    Creo que al final cuando nos gusta alguien es por su personalidad
    Besos

    ResponderEliminar
  8. me gustaría ser así!!
    estoy de sorteo

    ResponderEliminar
  9. Ahí está el secreto de todo y nunca es tarde para aprender a gustarse : )

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Buscar

Google+ Followers

+info
Back To Top