sobre mí, contacto

belleza, actitud, lifestyle, #trending, ellos y ellas

jueves, 1 de junio de 2017

Cómo Hablar Para Que Te Respeten


¿Quieres que te tomen en serio? Entonces tendrás que cambiar tu forma de hablar. Para ganarte el respeto de los demás cada vez que abres la boca la entrada de hoy es un buen punto de partida: en ella están recogidas las 5 claves para pulir tu voz y la manera en la que expresas tus ideas y opiniones. 

Un aprendizaje que no solo nos puede resultar muy beneficioso en nuestras carreras profesionales, también en otras áreas de nuestras vidas.

Hacerte oír sin necesidad de levantar la voz, conseguir que se preste atención a lo que tienes que decir, te convertirán en un alumno aventajado del curso exprés para ser inolvidable que ya vimos en LMDM hace unos meses.


Cómo Hablar Para Que Te Respeten
                                                         (Fuente de la info: themuse.com)

Coaches, profesores de declamación y logopedas afirman que existe una importante relación entre el poder y el tono de voz. Diferentes estudios e investigaciones han demostrado que:

-Las personas con altos cargos hablan de manera diferente a como lo hacen las de puestos inferiores.

-Los demás pueden determinar con exactitud la importancia de alguien solo por el sonido de su voz.

¿Cuáles son los consejos de los expertos para que podamos mejorar nuestra forma de hablar?


1. Graba tu voz

Tuve un jefe al que no conseguía entenderle nada de lo que decía cada vez que la presión por entregar una campaña se apoderaba de él. No solo le daba por hablar muy deprisa, es que además lo hacía con un acento muy cerrado, algo que era inapreciable en condiciones normales.

Un día, tras pedirle dos veces que me repitiera sus comentarios acerca de un guión para un spot de televisión que yo había escrito, decidí tirar la toalla. Pero antes de salir de su despacho no pude dejar de preguntarle de dónde era.

Su respuesta: de un pueblo de Murcia.

El primer paso lógico para mejorar nuestra forma de hablar es escucharnos con atención a nosotros mismos, ya que lo que resulta más engañoso de la voz es que lo que tú escuchas en tu cabeza puede ser completamente distinto a como les suena tu voz a los demás.

Yo a veces, por curiosidad y para reírme un poco de mí misma, reproduzco mis mensajes de voz de whatsapp. A día de hoy aún me cuesta reconocerme en esa voz que sale por el teléfono.

Lo que recomiendan los coaches es que utilices tu móvil para grabarte mientras mantienes una conversación y que después te pongas unos auriculares para escucharte. Si eres Shakira y estás leyendo esta entrada te aconsejo que lo hagas cuanto antes. 


2. No digas "Holi"

Tener una voz de bebé o de pito no ayuda a ganarse el respeto de nadie. Un ejercicio que te proponen los profesores de actuación es bostezar 20 veces al día: 

"Un tono de voz agudo está causado por la opresión de los músculos del cuello. Bostezar ayuda a estirar la faringe, abriendo el espacio que hay detrás de tu boca y permitiendo que pase más aire, lo que se traduce en un tono de voz más bajo y profundo."

Aunque no tengas voz de pito si hablas como si tuvieras trece años nadie te tomará en serio. No importa cuanto talento tengas, pasada la edad del pavo los holi, amigui, guapi, etc. solo te hacen parecer una persona inmadura, inconsistente y poco recomendable para un puesto de responsabilidad. 


3. Renuncia a las muletillas

Ajá...

Ok... 

¿Sabes?... 

Ya ves... 

¿Me explico?... 

¿No?...

Es decir...

Digo yo...

Pues nada...

¿Me entiendes?

O sea...

¡Qué guay!...

Vuelve a escuchar la conversación que grabaste con el móvil, ¿cuántas de estas muletillas has usado? El abuso que hacemos de ellas nos hace sonar como si no supiéramos qué decir o como si necesitásemos apuntalar todas nuestras afirmaciones.

Tan pronto como te des cuenta de este hábito tu cerebro comenzará a comprometerse con eliminarlo, lo que automáticamente te ayudará a mantenerlo bajo control. Los expertos nos recomiendan sustituir las muletillas por pausas: permiten digerir nuestras palabras a quienes nos escuchan y aumentan la relevancia de lo siguiente que digamos.

MEA CULPA: Declaro desde aquí mi adicción a los "o sea" y a los "qué guay". Me va a costar una barbaridad extirparlos de mis conversaciones pero ahora al menos soy consciente de que hago un abuso casi inmoral de ellos. 


4. Despacito

Cuando hablas muy deprisa parece que no valoras lo que estás diciendo. Pero además la gente no tiene en cuenta tus ideas ni respeta tus opiniones porque no les das tiempo a digerirlas. 

La raíz del problema suele ser la respiración: quienes hablan muy deprisa intentan meter todas las frases posibles en una única exhalación. Por eso lo primero que tienen que hacer es prestar atención al ritmo de sus inhalaciones y exhalaciones para intentar alargarlo. En segundo lugar deberían mejorar su postura: espalda recta, vientre relajado. Y tampoco les haría ningún mal practicar alguna técnica de relajación, como el yoga.


5. Ein?

Hace unos meses tuve una cita a ciegas con un amigo de una amiga. Una de las cosas que me quitó las ganas de repetir fue que su tono de voz era tan bajito que apenas podía oír lo que decía. 

Cansada de tener que repetir constantemente "¿cómo dices?" "¿perdona?" "¿qué?" hubo un momento en el que perdí -mejor dicho solté- el hilo de la conversación. A partir de ahí me limité a sonreír y a afirmar con la cabeza. Situación que tampoco alargué mucho más, ya que resultaba demasiado incómoda.

Hablar en susurros no es buena idea si quieres que tus ideas tengan peso. Pero no se trata tampoco de hablar alto, resulta poco natural y da la impresión de que estás gritando.

La clave está en proyectar la voz: hay que dirigirla hacia un objetivo, como si la lanzases a través de una habitación. Además se tiene que oír de forma clara y relajada para que se puedan entender las palabras que estás diciendo. Si tienes un amigo actor, locutor o cantante pídele que te eche una mano, ellos trabajan mucho para mejorar la proyección de sus voces.


¿Crees que hay algo que podrías mejorar de tu voz o de tu forma de hablar?




11 comentarios :

  1. Pues seguro!!! muchas cosas!!!! soy tan espontánea que debo de meter la pata muchas veces, pero no voy a dar conferencias y mi trabajo es una empresa pequeña que tampoco es algo imprescindible así que mi voz y mi forma de hablar, creo siempre hay cosas mejorable pero no está mal!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  2. Un gran post. Yo a medida que he ido sumando años he ido bajando el tono de mi voz hasta encontrar el que mejor me define. Todo empezó porque mi madre tiene un timbre que te taladra y decidí que el mío no debía hacer lo mismo. Y si, me he grabado, escuchado, requetescuchado...y siempre se puede mejorar. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. ¡Yo odio cómo suena mi voz grabada! Y reconozco que debería hablar más alto... Seguro que influye el que no me gusten los sonidos muy altos

    ResponderEliminar
  4. A veces me acelero mucho hablando y es un gran defecto... me pasaré al yoga
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Creo que a todo el mundo le pasa lo de que cuando te escuchas te ves algo raro en la voz, jajaja, a mi me sigue costando mucho, en su día me lancé a hacer algunos vídeos por el reto de superar ese punto. No me sentía yo al verme.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  6. jajajjaaja, "evita holi", jajaja! Madre mía con lo rápido qué hablo yo!!!! Besos rojos por doquier y MUCHÍSIMAS FELICIDADES MARIOLA BONITA!!!!!!!!!!!!!!!!!! pasa un súper día!!!!

    ResponderEliminar
  7. Me encantan tus consejos y voy a intentar aplicarlos. Me va a costar, pero lo intentaré.Tengo mil muletillas y tiendo a hablar muy alto. Incluso escribiendo utilizo muletillas, jejeje

    Muaaaac

    ResponderEliminar
  8. Ay amiga, yo creo que tendría que hablar más despacio porque cuando me emociono... Muy interesante el post!! Besos!!

    ResponderEliminar
  9. El título del punto 4 lo he leído cantando ¿quien me va a tomar en serio? Jajaja yo utilizo mucho la expresión ¡que barbaridad!, creo que la uso por encima de mis posibilidades. Y si, yo también me oigo rara cuando escucho mis audios de whatsapp. Baci!

    ResponderEliminar
  10. Me ha súper encantado Mariola, pues parece mentira que tengamos a nuestro alcance tanta tecnología, tantos recursos para mejorar y que no los aprovechemos.
    Para mí es vita hablar bien y que mi mensaje llegue como quiero que llegue. Así que siempre estoy abierta a leer este tipo de recomendaciones. Un besote!

    ResponderEliminar
  11. Ciertamente esta entrada me encanta y es verdad lo que dices punto por punto.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Buscar

Google+ Followers

+info
Back To Top