sobre mí, contacto

belleza, actitud, lifestyle, #trending, ellos y ellas

jueves, 8 de septiembre de 2016

"Tú Como No Eres Madre No Lo Entiendes"

niño-abrazado-a-su-madre


No beber vino ni cerveza, no seguir los campeonatos mundiales de fútbol y no querer tener hijos son tres cuestiones que te convierten ipso facto en una persona extremadamente sospechosa a ojos de los demás: 

no le gusta el vino (seguro que le pone ketchup a los noodles), 

no le gusta el fútbol (esconde un muerto en el maletero del coche), 

no quiere tener hijos (es responsable del calentamiento global, del Brexit, del tamaño de las etiquetas de Zara y del mal carácter de Soraya Sáenz de Santamaría).

"Tú como no tienes hijos no lo entiendes"

Estoy hablando de ti y de mí, de todos los hombres y mujeres que nos hemos convertido en el blanco fácil al que apuntan sus balas cargadas de intolerancia los hooligans de la reproducción. Tanto es así que incluso personas que no conoces de nada te piden explicaciones por una decisión que debería importaros a todos (conocidos y desconocidos, amigos y enemigos) un comino. Si tú tampoco tienes descendencia ni ganas de tenerla seguro que en más de una ocasión te habrán mirado raro o habrás tenido que escuchar algún comentario fuera de lugar.

Creo que este es el momento adecuado para hacer un inciso y subrayar -literalmente- que no todas las personas que han decidido hacer la vista gorda con la amenaza de la superpoblación se comportan de la misma manera con quienes no sentimos la necesidad de pasar nuestra herencia genética a otras generaciones.

Insisto para que nadie me malinterprete, que después me regañan: algunas de las personas a quienes más quiero, admiro y respeto son mujeres-madres maravillosas y hombres-padres estupendos además de individuos sensatos que no van por el mundo cuestionando las decisiones del prójimo.

Pero hoy no hemos venido a LMDM a hablar de ellos, sino de los otros. 

Yo sé lo que es sentirse como una auténtica outsider en una fiesta infantil. Al no ir vestida como una madre ni cargar con un churumbel en la cadera las madres presentes me mantuvieron convenientemente apartada del perímetro de sus conversaciones. Y aunque no fuera muy agradable verme convertida en el patito feo de la fiesta por otra parte lo agradecí, ya que los retazos de charla que llegaban a mis oídos giraban en torno a estos temas tan apasionantes:

-"Menganita está esperando".

-"¿Cómo llevas el embarazo?"

-Naúseas, estrías, pesadez de piernas.

-"Zutanita quiere quedarse embarazada".

-Tratamientos hormonales, inseminaciones artificiales (si hubieran hablado de inseminaciones naturales habría sido mucho más divertido, qué duda cabe).

-"Qué bien te has recuperado tú del embarazo".

-Episiotomías, ejercicios de Kegel, masajes perineales prenatales, flacidez vaginal, descolgamiento pectoral.

-"Yo tuve un post parto horrible".

-Bajones y subidones hormonales, hemorragias, puntos, almorranas, mastitis, grietas. 

Así hasta el infinito y más allá. He comprobado que solo el fútbol es capaz de generar tanto engagement entre sus seguidores como lo hace la maternidad.


8 Frases Que Tienes Que Escuchar Cuando No Tienes Hijos


1. "Tú como no eres madre no lo entiendes"

La primera frase de esta lista suele sin embargo ser la última. El punto final de una conversación que a un padre no le está gustando tener, así que te la arroja a la cara como recurso cierrabocas para que te calles ya de una vez y dejes de insistir en el asunto. Es una variación para adultos del "porque lo digo yo y punto" tan educativo que les sueltan a sus hijos cuando se quedan sin argumentos.

"Tú como no tienes hijos no lo entiendes". Vamos, que ya está bien, que aparques de una vez el temita.

¿Qué temita? Podría ser cualquiera relacionado con la paternidad que les ponga un poco nerviosos. ¿Qué tal por ejemplo para ir abriendo boca cualquier cuestión relacionada con lo consentidos que están a menudo los niños hoy en día?

No soy madre pero no tengo problemas para diferenciar a un niño bien educado de otro asilvestrado que hace con sus padres lo que quiere. Cito aquí a mi madre: "La dignidad no se puede perder por nadie, ni siquiera por los hijos".


2. "¿No te da miedo quedarte sola?"

Esta es una de mis favoritas, ya que me permite deleitarme con un pequeño placer culpable: observar tu carita de incomodidad cuando yo te pregunte a ti si tu principal motivo para tener hijos es asegurarte de que en tu vejez habrá alguien que esté obligado a cuidarte.


3. "Tú es que tienes mucho tiempo libre"

Mientras que hay padres que utilizan a los hijos como excusa para relegar a sus amigos, no hacerte un favor o cualquier otra cosa que les suponga un esfuerzo extra, tú por el contrario, como no los tienes, has de estar siempre disponible para ellos.

Vaya, pues conmigo has ido a pinchar en hueso. Si tuvieras tiempo para escucharme sabrías que mi vida, incluso sin hijos, está muy llena. Así que lo siento, no podré quedarme con los tuyos esta noche. Tengo mi mucho tiempo libre todo ocupado. Avísame un par de meses antes la próxima vez.


4. "Yo no tengo tiempo para esas cosas"

Pero mira que está feo culpar a los niños de haberos descuidado hasta ese extremo: los padres han echado tripa,  están blandos y han perdido la chispa. Las madres van con las ojeras al aire (con lo que podría hacer por todas ellas un un buen corrector), las mechas en las puntas de las puntas y si un hombre se las queda mirando lo primero que piensan es que llevan restos de papilla en el pelo.


5. "Qué envidia que tú puedes dormir de un tirón"

No soy madre pero sin embargo hay un par de asuntos relacionados con la formación de los niños que me quitan el sueño:

-¿Cómo es posible que el cangrejo de Bob Esponja sea el padre de una ballena?

-¿Nadie se ha dado cuenta de que Pepa Pig parece un secador de pelo?

Prefiero hacer un chiste que explicar aquí lo que pienso acerca de quienes dan por sentado que las personas sin hijos carecen de preocupaciones.


6. "Quítate los zapatos" 

¿Nunca os han pedido que os descalcéis al entrar en una casa donde viven niños? A día de hoy el motivo continúa siendo un completo misterio para mí. Más teniendo en cuenta que jamás he visto unos seres humanos más cochinos que los niños: comen arena y hormigas, se tocan sus partes y los pies todo el rato y acto seguido se meten las manos en la boca, babean, se restriegan los mocos por todo el cuerpo, se chupan entre ellos, etc.

En serio, puedes quedarte tranquilo. Tu hijo se ha autoinmunizado contra cualquier bacteria que yo pudiera llevar en la suela de mis zapatos; la pobre no tendría ninguna oportunidad frente a ese titán emisor de virus letales que es tu hijo. Quién haya sufrido alguna vez las consecuencias de una gastroenteritis contagiada por un niño sabe bien de lo que hablo.


7. "No pensaba que a ti te gustasen tanto los niños"

Mucho más que ciertos adultos, créeme. Es más, ¡yo les gusto a ellos! Pero por la manera en que me miras deduzco que sigues sospechando de mis intenciones. ¿Estaré intentando ganarme la confianza de tus hijos para comérmelos después, igual que la malvada bruja de Hansel y Gretel? ¡ÑAM!


8. "¡Pero cómo no vas a tener hijos!"

"...¡si es lo mejor que le puede suceder a un ser humano!" Ahí lo tienes. Te acaban de llamar alien con todo el descaro. Pero sin embargo eres tú quien siente que se debería disculpar por no convertir su útero (con lo que a ti te gusta llevarlo niquelado, que casi se podría comer en él) en una pequeña fábrica de seres humanos que contagian la gastroenteritis o por no guiar a todos esos espermatozoides indisciplinados hacia el fin superior de la procreación.

Lo cuento en tono de humor pero es una frase que va cargada de metralla sobre todo cuando el blanco somos nosotras.

Algunas afortunadas lo hemos tenido siempre claro y por lo tanto los gestos de rechazo apenas nos afectan.

Otras están hartas de tanta presión. Y si el Huffington Post les da un espacio para expresar cómo se sienten, entonces dicen cosas como las que hace un par de meses escribió Jennifer Aniston:

"La cantidad de recursos utilizados por la prensa para tratar de descubrir si estoy o no embarazada señala la perpetuación de esa noción por la cual una mujer es de alguna forma incompleta, fracasada o infeliz si no está casada o tiene hijos (...) Aquí es donde hago público este asunto: estamos completas con o sin un compañero, con o sin un hijo".

Luego hay mujeres que sufren porque no acaban de decirse a ser madres. Y también mujeres que no lo son porque no pueden.

Son mujeres que no tienen hijos porque no han encontrado al hombre con el que se plantearían tenerlos.

Mujeres que no son madres porque su pareja es otra mujer, y eso complica bastante las cosas.

Mujeres que no son madres porque aunque se han planteado la posibilidad de tener un hijo solas no disponen de los recursos económicos para sacarle adelante sin otro sueldo. Mujeres que no son madres porque aunque podrían permitirse tener un hijo solas la perspectiva de asumir tal responsabilidad les abruma, les paraliza.

Mujeres que no son madres porque llevan años intentándolo y no consiguen quedarse embarazadas. Mujeres que no son madres porque ya se han sometido a varios procesos de fecundación in vitro y han acabado desistiendo porque ni física ni emocionalmente pueden volver a pasar por ello.

Mujeres que no son madres porque su pareja les ha ido dando largas y ahora se encuentran en una encrucijada: o renuncian a su sueño de ser madres o dejan la relación.

Mujeres que no son madres porque comparten su vida con alguien que ya tiene hijos de una relación anterior y que ya no desea tener más.


"Tomemos esta decisión por nosotras mismas y por las mujeres jóvenes que nos miran como ejemplos: No necesitamos estar casadas o ser madres para ser mujeres completas" 
(Jennifer Aniston)


Lo que trato de hacerte entender es que esa mujer a la sin pensarlo dos veces le dices en tono inquisitorio "¡¿pero cómo no vas a tener hijos?!" tal vez ya lo esté pasando suficientemente mal sin tu empujoncito. Amenazarla con que se va a perder "la experiencia más bonita de su vida", hacerla sentir culpable por no haberse decido antes, acusarla en definitiva de no ser una mujer completa, no le ayuda.

Por eso te ruego que, aunque todos sabemos que los padres estáis siempre muy ocupados, hagas el esfuerzo de ponerte en su piel por un momento. Y que la próxima vez, por favor, cierres la boca.

Porque tú como ya tienes hijos no lo entiendes.

El otro día una amiga me comentó: "Hay mucha presión sobre las mujeres que no quieren tener hijos, y nadie habla de ello". Por eso en LMDM ya es la segunda vez que lo hacemos, si no lo leíste en su momento creo que también te puede interesar leer No quiero ser madre, ¿eso me convierte en una egoísta?



¿Qué otras frases te ha tocado oír por no tener hijos? 






24 comentarios :

  1. Jaja, me ha encantado el artículo. Y tienes razón, detrás de esas situaciones que se podrían considerar ridículas se esconde - una vez más - la negación de los derechos más íntimos de una persona, por no mencionar la más elemental educación. Has hecho bien en añadirle tu característico humor, porque es un bocado amargo.

    ResponderEliminar
  2. Jaja, me ha encantado el artículo. Y tienes razón, detrás de esas situaciones que se podrían considerar ridículas se esconde - una vez más - la negación de los derechos más íntimos de una persona, por no mencionar la más elemental educación. Has hecho bien en añadirle tu característico humor, porque es un bocado amargo.

    ResponderEliminar
  3. Todo, todo, todo me suena. Al final, se resume en lo mismo de siempre: falta de respeto.
    Muchas personas, que no saben cómo gestionar su vida, se sienten con licencia para juzgar y decidir qué debes hacer tú con la tuya para vivir a su manera y ser, probablemente, tan infeliz como ellos.
    ¿A lo mejor es que son ellos los que no son capaces de ponerse en la piel del otro, del que es distinto, y entenderle? Sí, sí, esos de "como no eres madre, no lo entiendes".
    A lo mejor como "tú no eres no-madre" no te molestas entender que hay cosas que poco o nada tienen que ver con haber gestado un retoño para tener un conocimiento sore algún tema de educación, materndad, o, simplemente, proceso evolutivo del niño.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Mariola, justamente ayer lo hablabamos en el trabajo. una compañera me dijo, ¡ay, cuando tengas hijos! y la dije: No sé puede decir de este agua no beberé pero probablemente no los tenga ¡y te miran como si estuvieras loca! Me parece una responsabilidad tan grande - la dije - que ahora mismo y por mi situación, no creo que los tenga... y se quedan con la misma cara que tendría yo en una conferencia de física cuántica. Lo mejor de todo es que hay gente que tiene hijos porque piensa que "es lo que debe hacer" como si la sociedad se lo reclamase de alguna manera... en fin

    ResponderEliminar
  5. Bueno Mariola!!! cada persona tiene un umbral de la susceptibilidad en éstas y en otras cuestiones, yo no tengo hijos!!! totalmente convencida de lo que hacía y por supuesto no los voy a tener, sí que puedo decir en letras mayúsculas que "me ha pasado el arroz" y bueno jamás he tenido ningún problema con nadie con esto, ni con mis quienes tampoco tienen hijos ni por supuesto con las que lo tienen!!!, así que lo único que puedo decir que tu post como siempre está muy bien escrito... pero que no estoy de acuerdo en nada y en la que leo cosas que no sé... me parecen de otras épocas muy lejanas que ya no han tocado vivir a las de mi edad que ya son casi 60 y mucho menos a las de la tuya que son algunos menos!!!! Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, Ginger, qué va, es una cuestión que siguen de actualidad (por desgracia). Mira la pobre Jennifer Aniston que tuvo que escribir hace poco un artículo donde decía :"No estoy embarazada, lo que estoy es harta".

      Eliminar
    2. Uy, Ginger, qué va, es una cuestión que siguen de actualidad (por desgracia). Mira la pobre Jennifer Aniston que tuvo que escribir hace poco un artículo donde decía :"No estoy embarazada, lo que estoy es harta".

      Eliminar
  6. Una reflexión excelente y que me suena que no veas, pues todavía no soy mamá, y no sé si lo seré...

    Es tan fácil decir que esos comentarios no te tendrían que incomodar, pero cuando te bombardean con ellos cada dos por tres resulta agotador.

    Ya sabes que todo lo que no está "socialmente aceptado" está mal. Vivimos en un mundo lleno de hipocresía y donde cuando conviene las cosas son correctas y cuando no, no.

    Creo que has enumerado casi todo lo que he tenido que escuchar. Pero también he escuchado comentarios respetuosos que gracias a Dios, cada vez son más con respecto a este tema.

    Un gustazo leerte. Besos...

    ResponderEliminar
  7. Ay amiga ya escuche todas esas frases, así como y para cuando vas a dejarlo? Para nunca! No es lo mío, ni lo será! Punto final.
    Se acaba la conversación porque me aburres, así de claro lo termino diciendo.
    Yo diseño mi vida como más me gusta vivirla.

    Un besito amiga.

    ResponderEliminar
  8. Lo que me he reído Mariola. Soy madre y reconozco que hay mucha extremista en el gremio. Tengo amigas que no quieren tener hijos y jamás se me ha ocurrido cuestionsrlas. La maternidad es muy bonita pero también muy dura y sacrificada, y lo demás es ciencia ficción. Por cierto , necesito vacaciones de hijos ¿alguna voluntaria que supla mi baja temporal ? ;-)

    ResponderEliminar
  9. Ay omá la que has liado con esta entrada... yo soy de las tuyas, no quiero tener niños, lo he dicho muchas veces en mi vida y lo tengo claro que así seguiré.
    Por desgracia también me ha tocado vivir y oír ciertas cuestiones, en mi familia sobretodo y sabes que¿ Paso. Así con cuatro letras.
    Cada una construye tu vida y punto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Si te consuela, cuando decides tener uno la gente se mete en porque no dos, que cuando le darás un hermanito (eso me lo han dicho cuando mi niño no tenía ni una semana...). Así que en general lo que pasa es que si no haces las cosas como le gusta a la gente le van a sacar punta a todo lo que hagas o digas, en esta y todas las facetas de la vida.

    Hace mucho tiempo que me volví bastante pasota y con la crianza de mi hijo, por ejemplo, mucho más. Hay que respetar más y molestar menos, si alguien decide o no tener hijos es simplemente su problema y eso no condiciona que sea mejor o peor persona.

    Por cierto, ¿cómo viste una madre? jajajaja, me ha llamado la atención cuando dices lo de no ir vestida como una madre porque yo sigo vistiendo igual que antes de serlo. Y se tiene tiempo para lo que se quiera, aunque toque hacer más malabares, eso de usar el tiempo que se tiene o no como arma arrojadiza... manía tiene la gente.

    No veo raro que le caigas bien a los niños. Los adultos muchas veces pecan de tratarlos como estúpidos y ellos buscan sentirse como uno más, así que es lógico que personas que se esfuerzan muchísimo por caerles bien pasan desapercibidas y otras que les tratan con cordialidad les caen simpáticas.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja viene a colación de un comentario que he escuchado muchas veces de madres que han optado por la comodidad y ya pocas veces llevan tacones, vestidos y faldas ;)

      Eliminar
  11. Mariola me ha gustado muchísimo. Suscribo todas y cada una de tus palabras, ¡incluído que Pepa Pig parece un secador! aajajajaja! Fuera de bromas, ya está bien que en pleno siglo en el que estamos las mujeres tengamos que tener esa presión ¡¡ya está bien!!
    Voy a compartirlo por todas mis redes, espero que más de una mami de esas de "no lo entiendes porque no eres madre" lo lea entero y reflexione

    Besos rojos por doquier mi bonita Mariola!

    ResponderEliminar
  12. Olé por tu post. El otro día lo hablé con una compañera de trabajo, porque otra ex compañera me reprochó una vez que no entrara en mis planes tener hijos... Es cierto que estamos muy sometidas, y otra cosa te comento... Que no se si igual nunca te la han dicho a ti... O se te ha pasado, que es... ¿Y si te quedas embarazada qué? Y cuando yo contesto, que para empezar, tomo las precauciones necesarias para q eso no pase, si pasara, abortaría, porque no voy a tener un hijo porque a los demás le pueda parecer una mala persona... Ahí es cuando ya sí que creen definitivamente que estás loca.
    En fin.... Cada uno que piense lo que quiera, pero ante todo respeto hacia los demás.
    Un besote rubia!

    ResponderEliminar
  13. Olé por tu post. El otro día lo hablé con una compañera de trabajo, porque otra ex compañera me reprochó una vez que no entrara en mis planes tener hijos... Es cierto que estamos muy sometidas, y otra cosa te comento... Que no se si igual nunca te la han dicho a ti... O se te ha pasado, que es... ¿Y si te quedas embarazada qué? Y cuando yo contesto, que para empezar, tomo las precauciones necesarias para q eso no pase, si pasara, abortaría, porque no voy a tener un hijo porque a los demás le pueda parecer una mala persona... Ahí es cuando ya sí que creen definitivamente que estás loca.
    En fin.... Cada uno que piense lo que quiera, pero ante todo respeto hacia los demás.
    Un besote rubia!

    ResponderEliminar
  14. jajajaja!!! yo soy madre y por cuestiones de salud no debo tener más bebés y en cuanto a este tema, estoy hasta el moño de que me pregunten, ¿para cuando el segundo? ¿vas a dejar a tu hija sola en este mundo? !se te va a pasar el arroz para otro bebé....! es agotador, me dan ganas de pegarme en la frente mi historial medico y que me dejen en paz, el caso es que por una cosa u otra, la gente siempre tiene que dar xculillo... yo tengo grandes amigas que han decidido ser madres y a mi no se me ocurre hacerles cambiar de opinión ni tampoco soy quién, me parece fennomenal. un besito!!!

    ResponderEliminar
  15. ¡Oh!
    Vaya. Creí haber escrito ayer un largo comentario en este post, hoy al re leerlo para compartirlo, veo que no se debido copiar o que lo mismo no le di a publicar.
    Ni idea.
    Era largo, la verdad, y como siempre, muy yo...
    Casi mejor así :-) que no se haya publicado :-)

    Muy bueno, ua vz más, todo todo.
    Eso sí, lo de entrar en casa con zapatos me parece una marranadita haya niños o no, en mi casa, ya sabes, no entra nadie con zapatos :-) :-) :-) :-) No, no. no. Somos el único país de Europa que camina en casa con los zapatos de la calle, por no hablar del exquisito Japón y sus chancletas esterilizadas al extremo.

    Por lo demás ¡Que te voy a decir que no hayas escrito!
    Un beso enorme, sabia.
    Miss A

    PS: recuerdo que decía yo mil veces genial genial genial a este post y algo de Peppa Pig ;-)

    ResponderEliminar
  16. Pues te doy la razon flower. Cada mujer debe poder elegir si ser madre o no. Pero yo soy mama de dos preciosas criaturas y me sigue pareciendo LO MEJOR , q he hecho en mi vida. Un besazo.

    ResponderEliminar
  17. Vaya tema, la frase que me dicen a mi es "¿Por qué te has casado si no vas a tener hijos?" a lo que yo respondo mirando a la pareja y diciendo "Vayaaaa, debes ser todo un semental para que te eligiera de entre toda la especie, una lástima que solo te necesite para procrear"...
    Yo en ciertas madres he denotado envidia...hay mucha satisfacción por ser madre pero mucha nostalgia por su vida sin niños. Cuando dicen eso de yo no tengo tiempo para esas cosas es cuando comentas algo goloso: maquillaje, salidas, copas, cervezas (a la que le guste)...
    Y a pesar de hacer el comentario tan largo, a una madre le logré convencer, que el ser madre no te exime de ser mujer, y ahora sabe organizarse y cuidarse ( a nivel personal) igual que una no madre a pesar de sus dos crios.
    Un gran post Mariola, conmigo has vuelto a dar en el clavo
    Un besote

    ResponderEliminar
  18. Hola!! Acabo de conocer tu blog y me encuentro con reflexiones más que interesantes... Por un lado estoy de acuerdo con Ginger, quizás sea muy joven pero apenas he escuchado este tipo de comentarios, aunque tampoco te voy a negar que existan, porque están ahí. Con estas decisiones personales creo que lo mejor es no dar explicaciones a terceros, no darles bola y así no tendrán la oportunidad de réplica/contra réplicas que pueden ser absurdas e hirientes a los dos "bandos". Pero también te reconozco con humildad, que como yo no soy madre, no puedo entender en plenitud muchas cosas. Hasta que una no está en los mismos zapatos que otra persona el entendimiento a mi juicio es limitado. Y hablando de zapatos, a mi casa no entra nadie con ellos puestos!! Para eso está el mueble de las zapatillas de invitados. Y tampoco toco/beso a bebés por no contaminarlos. La hija de un cliente así cogió un herpes...Un abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Cuánta razón, Mariola! Cuánta razón. Yo he decidido no tener hijos, y madre mía es como si fuera la bruja piruja, por suerte con los años he aprendido a lidiar con las críticas y ya tengo respuesta para todo, pero no ha sido fácil. En fin, un beso grande y como siempre, un post fabuloso!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Buscar

Google+ Followers

+info
Back To Top