sobre mí, contacto

belleza, actitud, lifestyle, #trending, ellos y ellas

jueves, 9 de julio de 2015

¿Quieres Ser El Pasajero Más Impopular De Tu Vuelo?


¿Quién quiere ser el pasajero más impopular de su vuelo estas vacaciones? Al igual que dan instrucciones de seguridad, las azafatas deberían recitar a todos los pasajeros de un vuelo las normas básicas de etiqueta a respetar. En mi opinión lo peor que te puede pasar en un vuelo de doce horas no es coincidir con los personajes de Aterriza como puedas, sino con un puñado de maleducados capaces de convertir tu viaje en avión en un infierno en el cielo.

¿Cuáles son esos comportamientos a evitar en un vuelo? Hoy en LMDM he recopilado una lista de cosas que jamás deberías hacer si no quieres convertirte en la persona más odiada del avión.


Cómo Convertirte En El Pasajero Más Impopular De Tu Vuelo


1. Desatendiendo tu higiene

Que te hayas ido durante un mes de mochilero a la India buscando la paz espiritual no te da derecho a imponer tu presencia asilvestrada y piojosa al resto del pasaje. Sube al avión duchado y con ropa limpia. Sí, también me estoy refiriendo a la ropa interior.

Luego están los que se aburren y deciden matar el tiempo con una beauty session. Pésima idea. Además de repugnante. Este no es el momento ni el lugar para hacerte la pedicura. No aproveches el vuelo para cortarte las uñas de los pies. Ni para quitarle las espinillas de la espalda a tu novio. Ni para depilarte con pinzas. Estás en un avión, no en un spa. 


2. Dando pataditas en el respaldo del pasajero que se sienta delante de ti

¿Adivinas quién va acabar con la bandeja de la comida en la cabeza? ¿No? Estás a una sola patadita más de averiguarlo.


3. Sentándote en el asiento de otro pasajero sin pedir permiso

¿Compraste tarde los billetes y a tu pareja y a ti os toca viajar en asientos separados? Se siente. Espabila para la próxima vez y no asumas que en nombre del amor alguien te tiene que ceder su asiento sin tan siquiera solicitar el favor. Mira la parte positiva, lleváis quince días juntos a todas horas, un poco de espacio le hará mucho bien a vuestra relación.


4. No controlando a tus hijos

Incluso las personas que disfrutamos enormemente de la compañía de los niños acabamos odiando a los hijos maleducados de unos padres -a los que llegamos a odiar aún más- que no tienen ningún control sobre ellos. 


5. Teniendo sexo en el servicio

Justo cuando otro pasajero necesita usarlo con urgencia. Además -es mi opinión- el sexo en los servicios de un avión es una de esas cosas que están excesivamente sobrevaloradas.


6. Abusando de la buena voluntad de las azafatas

Has reclamado comida para celíacos sin haberlo especificado antes del vuelo. Has pedido ya tres mantas y cinco almohadas. Sigues insistiendo con lo de que te permitan visitar la cabina del piloto. Has apretado diez veces el botón para preguntarle al sobrecargo qué país estamos sobrevolando. ¿Y aún te extraña que después de la tercera almohada hayan dejado de sonreírte? Solo te falta expresar en voz alta que la tripulación de este vuelo te parece muy antipática.

Vale, acabas de hacerlo.


7. Roncando como un oso

Solo dos palabras: Tiras Nasales.


8. Hablando sin parar

La persona que viaja a tu lado ya no sabe si hacerse el muerto o si hacerse el harakiri con el cuchillo de plástico del servicio de cubiertos. Y eso que esta última opción conlleva no pocas y dolorosas dificultades para poder completarla con éxito. Por favor, cierra el pico de una vez.


9. Haciendo vida social en el pasillo

Tu familia al completo y tú lleváis dos horas departiendo en el pasillo con otra familia de la que os habéis hecho inseparables durante vuestras vacaciones en República Dominicana, lo que dificulta enormemente al resto del pasaje el paso hacia los servicios o poder caminar para estirar las piernas.

Solo el aviso de que se van a pasar los carritos de comida consigue que volváis cada uno a vuestro asiento con una agilidad de movimientos que nadie en el avión había vuelto a ver desde The Matrix Revolutions.


10. Hablando mal del sitio de partida

Una advertencia: Si vuelas de vuelta a España desde Cuba, por ejemplo, es muy fácil que en tu mismo avión viaje algún ciudadano cubano. ¿Entiendes ahora por qué este vuelo no es el momento más adecuado para exclamar a voz en grito "¡por fin de vuelta al capitalismo occidental!"?



 ¿Has coincidido alguna vez con un pasajero odioso?



Foto: Steven Chee for Shop Till You Drop U January 2011




9 comentarios :

  1. Jeje.. los odiosos te los encuentras en cualquier sitio, los aviones, el cine.. me molesta especialmente la gente que da patadas, o las personas que invaden mi espacio. Eso sí, en cuanto veo que no es algo aislado, me quejo, faltaría más!! Besotes :)

    ResponderEliminar
  2. Un regalito de persona al lado....vaya alegria de viaje! Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Esto también vale para los trenes, he tenido experiencias para todo, con lo bonito que es tener un viaje tranquilo y relajado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. buf! yo muchísimo! Lo de hablar todo el tiempo y lo de los nin-os lo llevo fatal!!
    Un saludo desde Berlin!
    www.eintagmitpepa.com

    ResponderEliminar
  5. Hola Mariola...

    Por suerte o no tanta me ha tocado viajar mucho a lo largo de mi vida y la verdad es que he visto de todo, pues los vuelos largos se prestan para todo.
    Qué lejos se quedó la etiqueta y los buenos modales a la hora de viajar también. Recuerdo de pequeña ver a mi padre viajar incluso con corbata...
    Nada que ver con la gente que actualmente embarca con chanclas de playa o caucho.
    Y qué me dices de los borrachos? que piden whisky tras whisky como si se estuvieran reventando en una discoteca...
    Me ha gustado mucho el post, pues la falta de modales está a la orden del día en todas partes tristemente.
    Gracias por compartirlas a ver si alguien de esas personas lo lee y le cala.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. OMG, por suerte noooooo. eso se llama mala educación. Besos

    ResponderEliminar
  7. Yo he tenido suerte!!! y no he dado con malos comportamientos!!!! pero hay gente que le pone muy nerviosa volar!!!!


    besos

    ResponderEliminar
  8. De todo hemos sufrido en los viajes,jjj creo que yo no soy de las que dan lata(tendría que hablar con la otra parte)Bss

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Buscar

Google+ Followers

+info
Back To Top