sobre mí, contacto

belleza, actitud, lifestyle, #trending, ellos y ellas

lunes, 19 de marzo de 2018

Hola, Papá, ¿Cómo Estás? Una Carta Para El Día Del Padre


¿Qué tal te va de explorador cosmonauta? Hoy 19 de marzo volveremos a asomarnos por la ventana para felicitarte y ver cómo nos saludas desde tu cohete supersónico, ese en el que te subiste hace ya más de tres años porque querías ver mundo.

Al menos esta es la versión que le conté a Pepito (ya sabes, el hijo de mi amiga Macarena) el día que a los pocos meses de haberte ido me preguntó, sin venir a cuento, que dónde estaba mi papá. Nosotras todavía no nos explicamos de dónde le llegó esa inspiración repentina para dar de lleno en el clavo. Aunque yo siempre he pensado que los niños pequeños son aún "tan nuevos" en la vida, están tan poco contaminados, que tienen la inexplicable capacidad de conectar con otros niveles de consciencia. 

¿Que cómo estamos nosotros?

Aunque ahora eres siempre andes liado preparando el siguiente viaje a la segunda estrella a la derecha doy por hecho que te han llegado las noticias. 

Bueno, por aquí estamos todos un poco mejor. Más tranquilos. Ya nos hacía falta, porque menudo año hemos tenido. Te diría que menos mal que no estabas para verlo, pero la verdad es que creo que nos hubiera venido muy bien tenerte por aquí. Tu serenidad, ese punto de vista zen que le ponías a las crisis familiares, nos hacía mucha falta.

Porque menudo tsunami han provocado los cambios en la vida personal de tu hijo. Sí, ya sé que no te lo hubieras esperado nunca. Eso mismo nos pasó a nosotras, a pesar de saber que las cosas entre ellos dos no iban muy bien desde hacía ya bastante tiempo. No sé, supongo que a veces no queremos ver lo que sabemos que nos va a causar un gran daño hasta que ya es irremediable y se nos viene encima.

Una de las Cuatro Leyes de la Espiritualidad que se enseñan en la India dice que cuando algo termina, ha terminado, y que lo peor que podemos hacer es resistirnos a que ese cambio se produzca, por poco que nos guste. 

Y vaya si nos hemos resistido.

Unos tirando hacia un lado y otros empujando hacia el contrario.

El caso es que todos hemos llorado mucho, mucho. 

Y hemos estado muy enfadados entre nosotros, y con el corazón saltando de una emoción a otra en una montaña rusa que nos ha dejado exhaustos. 

Pero no quiero que te preocupes, papá. Lo peor ya ha pasado y todo ha vuelto a ser como siempre entre nosotros, te lo prometo. Volvemos a ser una piña compacta y sin fisuras, si es que alguna vez llegamos a dejar de serlo, que no lo creo.

Cambiando de tema, no sabes cómo son de cariñosos Pablo y María con mamá. Pero bueno, qué tontería estoy diciendo, claro que lo sabes. Con la supertecnología que lleva tu cohete podrás verlo en alguna pantalla y seguro que te sientes muy orgulloso de ellos.

Yo les llamo las termitas porque comen como si no hubiera un mañana. Aucinarías con lo altos que están, Pol ya va por el 1,80 y el Gato por el 1,70.

¿Mamá?

Pues muy pesada, papá, como siempre, qué te voy a contar. Pero como nos dijiste que tuviéramos paciencia con ella, yo lo intento cada día. Aunque no siempre lo consigo. Ya sabes que ella y yo nos parecemos tanto que no podemos evitar chocar de vez en cuando. Eso sí, como buenas géminis que somos a ninguna nos van los dramas pero sí las risas, las bromas y hacer el payaso, así que en general lo pasamos bastante bien cuando estamos juntas.

Además tengo yo la nevera como para ponerle pegas a nada de lo que haga o diga mamá.

Pero sobre todo intento compensar con ella la paciencia que me faltó contigo en más ocasiones de las que me gustaría recordar. A veces, en casa (en vuestra casa), me quedo profundamente dormida en el sofá y sueño que tú estás también en el salón, en tu sitio de siempre. El sueño es tan real que me despierto con lágrimas en los ojos buscándote en tu sofá.

¿Cómo me va a mí?

Bueno, ahora un poco regularcilla de la dermatitis (parece que te estuviera oyendo: "Lily, no te rasques").

Pero la gran noticia es que estoy haciendo un curso de locución y doblaje.

¿Qué te parece? Estoy muy motivada y muy ilusionada. Dice mamá que la voz bonita la he heredado de ti, y debe ser verdad, ¿te acuerdas de cuántas veces te lo decían por teléfono? 

Te voy a contar algo que te va a hacer reír:

Hace tres años hubo un terremoto en Madrid, lo suficientemente gordo como para que se movieran los muebles. ¿Sabes lo primero que pensé? Que era un poltergeist, que eras tú enviándonos una señal (¡¡¡). Vamos, una ocurrencia de lo más tonta. No por creer que pudiera ser un fenómeno paranormal sino por pensar que tú pudieras estar implicado en ello. ¡Cómo nos ibas a dar tú semejante susto! 

Algo así hubiera sido más propio de mamá, que es muy punk.

Y que por cierto, me echó a mí la culpa de que los muebles se movieran, ¿a que no te sorprende? Ella estaba medio adormilada cuando ocurrió, entonces se despertó sobresaltada, me miró y dijo, "¿pero Mariola, qué haces?"

Por lo demás, el mundo sigue igual. Continúan sucediendo cosas que te espeluznarían, así que mejor no voy a entrar en detalles. Pero también pasan otras muchas cosas buenas, como por ejemplo el avance imparable de la lucha de las mujeres por la igualdad. A ti que eras tan progresista, un hombre tan adelantado a su época, seguro que te alegrará saberlo. 

No, no me olvido: El Real Madrid va el tercero en la liga y ha pasado a cuartos de la Champions.

Esta carta es mi regalo del día del padre. Y creo que es el primer post que escribo sin releer cien veces antes de publicarlo. Y aunque seguramente podría estar mejor escrito prefiero que salga así, sin revisarlo demasiado. Porque sé que si lo hago cabe la posibilidad de que me eche atrás y se quede en la bandeja de borradores. Ya sabes, papá, que no me siento muy cómoda mostrándome tan vulnerable.

Bueno, pues nada más. Te dejo, que tendrás algunas galaxias lejanas que visitar antes de que acabe el día.

Saluda a Elvis de mi parte cuando te cruces con él en alguna autopista interplanetaria.



10 comentarios :

  1. Preciosa carta Mariola, mi madre murió hace 5 años y te entiendo perfectamente. Yo suelo hablar con la mia de vez en cuando, pero me parece un detalle precioso plasmarlo por escrito.
    Tu padre estará muy contento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. A mí me funciona lo de escribir para casi todo ;)

      Eliminar
  2. Te quiero amiga, solo tu podías escribir algo tan bonito. Seguro que desde su cohete estará tremendamente orgullosa de ti.

    Un besazo enorme!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también te quiero a ti, Silvia. Y tengo ya ganas de verte, ¡muas!

      Eliminar
  3. Preciosa carta Mariola,

    Hoy no dejo de acordarme de mi padre y aquí me tienes llorando como la que está viendo una peli lacrimógena. Como el mío me decía, tengo que seguir .... Seguro que tu padre está orgulloso de ti .

    PD : Yo también veo al mío en sueños en su sillón

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja pobre,... ahora es cuando las máscaras waterproof demuestran lo que saben hacer ;)

      Eliminar
  4. Se me han puesto los pelos de punta ,...una carta Preciosa llena de emociones y con ese toque “Mariola”para “always look to the bright dude”como diría Brian porque como viens Géminis eres dulce y picante por momentos.Un besazo enorme y me ha encantado tu carta a tu padre.(qué por lo que veo compartimos equipo de fútbol) 😜

    ResponderEliminar
  5. Emotivo, querida mía... y sobre los niños, siempre están mirando en silencio y nos calan muy profundo. Deberíamos aprender mucho de ellos en ese aspecto.

    Un beso y un abrazo grande : )

    ResponderEliminar
  6. Madre mia..... me has dejado sin palabras. Simplemente PRECIOSA!!!

    Besos Rebeca

    ResponderEliminar
  7. Emotivo y me ha removido, yo tambien sigo escribiéndole de vez en cuando
    Un besote

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Buscar

Google+ Followers

+info
Back To Top