sobre mí, contacto

belleza, actitud, lifestyle, #trending, ellos y ellas

jueves, 18 de febrero de 2016

¿Ahora Nos Quieren "Curvys"?


Llevaba unas semanas dándole vueltas al contenido del post que vas a leer hoy, escribiéndolo, y reescribiéndolo, cuando hace unos días leí en Facebook la siguiente reflexión de una amiga:

"Y ahora vienen las curvys. Y como todo, todo son modas. Qué pesados. Primero muy flacas y sin pecho, luego flacas pero con tetas grande operadas, claro. Luego macizas y sanotas y ahora curvys. Todo son modas y siempre nosotras en el punto de mira. Pues no. Ni curvy, ni flaca ni mazizorra. Yo quiero ser como me de la gana o buenamente pueda, pero sana. Sanas altas y bajas, delgadas y mazizas. Pero que tampoco se pasen. Ahora se van a los extremos. Te sacan mujeres de 1.64 y 100 kilos y las llaman curvys. Y eso no es estar curvy, porque el sobrepeso no es sano. ¿Y mañana? Otra vez muy delgadas y a criticarlas. Qué pesadez."

Este era exactamente el tipo de planteamiento que yo me había hecho y del que partía mi intención de recoger en LMDM una perspectiva del tema curvy que no estoy viendo por ningún lado:

¿A nadie le sorprende (y le indigna) que de un tiempo a esta parte las curvas excesivas estén de moda?

¿Por qué todo el mundo aplaude con las orejas ante semejante manipulación, incluso las mismas mujeres que sufren las consecuencias (físicas, psicológicas, sociológicas) del sobrepeso?

¿Quién está sacando tajada de querer hacer del sobrepeso una tendencia?

¿Es que nadie se ha planteado lo peligroso que es para la salud de las mujeres decirles que los (muchos) kilos de más son bellos?

Cuando alguien (los medios, su pareja, sus amigos) le dicen a una mujer curvy que la quieren tal y como es, ¿eso es de verdad amor, apoyo?


¿Es siempre un "yo te quiero así" un gesto de amor?

No cuando lo que significa es que tu pareja, familiares o amigos no desean hacer el esfuerzo de ayudarte, apoyarte y motivarte para bajar de peso.

No cuando lo que significa es que no les importa que tus 30 kilos de más te produzcan rozaduras en los muslos al caminar.

No cuando lo que significa es que les trae sin cuidado que no puedas moverte con agilidad y que te duelan a menudo los pies y las rodillas.

No cuando lo que significa es que ni siquiera se han planteado la posibilidad de que tu sobrepeso aumenta el riesgo de que sufras un un infarto o un derrame cerebral.

No cuando lo que significa es no querer aceptar que no es solo tu salud la gran perjudicada, también lo es tu futuro profesional. "Pues si no te han cogido porque estás gordita es su problema, peor para ellos". Perdóname que insista, pero sí es un problema para ella que el sobrepeso le cierre oportunidades profesionales sin que sus reclutadores tengan en cuenta sus capacidades y su competencia. Las mujeres ya lo tenemos bastante difícil en el mercado laboral, sea cuál sea nuestra talla. A ninguna mujer, a ninguna chica con sobrepeso le van a ayudar a encontrar el trabajo que se merece las actitudes complacientes de quienes afirman quererlas bien. 

Lo has escuchado infinidad de veces: "A mí Menganito (o Zutanita) me quiere como soy". Hay veces que no puedo evitar pensar en lo peligroso que puede llegar a ser el que te quieran tal y como eres. Sobre todo cuando estás muy por encima del peso que deberías tener para no poner en riesgo tu salud.


El Sobrepeso Es Tendencia

Como se quejaba mi amiga, somos nosotras quienes más sufrimos la presión por el aspecto de nuestro físico. Aún no he conseguido averiguar a quién beneficia (¿qué sector económico está sacando tajada de "las gorditas"?) la glorificación de las curvas que se viene alimentando desde los medios de un tiempo a esta parte. Lo que sí sé es quien sale perjudicada con todo este sinsentido: la salud de las mujeres con sobrepeso.

Solo en Europa el número de personas con sobrepeso se ha triplicado desde la década de los 80. ¿A cuento de qué viene entonces banalizar lo que se ha convertido en uno de los mayores problemas de salud que tiene la sociedad occidental?

El sobrepeso es tendencia. De repente no pasa nada por tener un montón de kilos de más. Pues claro, qué va a pasar, si es algo de lo más recomendable. Como mucho -pero no te lo vamos a contar justo al lado de la foto de esa modelo de la talla XXXL a la que estamos jaleando como símbolo de autoestima femenina- este exceso podría conducir a una acumulación de grasa en el interior de tus arterias.

Pero nada de eso reviste importancia, porque tener sobrepeso está lleno de ventajas. ¿O no es verdad que ellos prefieren las mujeres "que tengan donde agarrarse"? No seas loca y piénsalo bien antes de acudir a la consulta de un endocrino, ¿qué son unas cuantas placas adiposas amenazando tu salud si lo comparas con que ese hombre con el que siempre has soñado abrace tus michelines mientras te susurra al oído "a mí me gustas así"?

Este es el canto de sirenas que queremos que interiorices:

Tú no eres una esclava de las dietas, tú eres más inteligente y estás más segura de ti misma que todas esas mujeres que viven pendientes de su físico. En definitiva, tú no te dejas manipular. Y por eso los hombres hacen cola para salir contigo.

Sí, a las mujeres curvys jamás les rompen el corazón; únicamente existe la posibilidad de que un día les estalle en pedazos.

No es solo que internet se haya llenado de mensajes buenistas del tipo "los hombres de verdad no se enamoran del físico de una mujer sino de su interior" (que suelen ir acompañados de fotos de mujeres con curvas excesivas). Lo más retorcido es que se nos vende -y habrá muchas adolescentes y no tan adolescentes hambrientas de creerlo- que cualquier chica con sobrepeso es igual de sensual que Marilyn o tan sexualmente poderosa como Beyoncé, cuando la realidad es que, dejando a un lado en esta ocasión los problemas con el alcohol y las pastillas de la rubia, ambas exhiben unas medidas de lo más saludables:

Marilyn medía 1,66 y pesaba en torno a los 53 kilos. Cuando en 2011 se subastó el vestido blanco que llevaba en la escena del metro de La Tentación Vive Arriba los asistentes a la puja se quedaron boquiabiertos al descubrir que Marilyn era una mujer de medidas más bien pequeñas.

Beyoncé mide 1,68 y pesa 57 kilos de carne firme y tonificada.

Aunque tal vez el colmo de todo este sinsentido tenga que ver con el hecho de que los mismos que quieren vendernos el cuerpo de las modelos de tallas extra grandes como el paradigma de un cuerpo femenino real, más tarde en las fotos de sus campañas les retoquen la piel tanto como al resto de las modelos. Estrías y celulitis son borradas sin miramientos del mapa curvy con el pincel mágico del photoshop, que al fin y al cabo es poco amigo de los excesos.

Me indigna que la anorexia en su momento y que el sobrepeso ahora se conviertan en tendencias promovidas -o como mínimo amplificadas- por el mundo de la moda, cuya influencia en el resto de la sociedad no se puede poner en duda. Por ello he querido compartir contigo en LMDM por qué, bajo mi punto de vista, la apología de las curvas excesivas es tan peligrosa para la salud de las mujeres como la apología de la delgadez extrema.

La siguiente frase de mi amiga es perfecta para terminar la entrada de hoy:

"Todo son modas y siempre nosotras en el punto de mira. Pues no. Ni curvy, ni flaca ni mazizorra. Yo quiero ser como me dé la gana o buenamente pueda, pero sana".



¿Crees que la moda curvy está banalizando uno de los problemas de salud
más serios de la sociedad occidental o te parece una tendencia motivadora y necesaria?




17 comentarios :

  1. tu amiga y tú, tenéis toda la razón. Es aburrido ya estar siempre en el punto de mira, ya sea por ser flaca o gorda.
    Hay que estar sana, cada una tiene una constitución, una vida, unas circunstancias, y unas apetencias y salud.
    Así que dejemos de tonterías que no son nada más que marketing, y centrémonos en estar bien con nosotras mismas, ahí se acaba el tema.
    Si una está bien con su mente y su cuerpo, todo estará bien.
    Claro que no es tarea fácil...pero éso ya es otra historia!
    Mil besos Mariola.

    ResponderEliminar
  2. Yo lo resumiría todo en no cuando no es lo que tú quieres para ti, y no cuando compromete tu salud y tu autoestia.
    Un post muy lúcido.

    Hay que apoyar la diversidad, pero sin irnos a los extremos por pura demagogia.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Hay ciertos puntos de tu escrito que no estoy de acuerdo, y me extraña porque siempre me parece muy coherente con lo que dices. Cuando dicen " yo te quiero como eres", viene a referirse a que no es necesario tener un cuerpo delgado "perfecto" como nos vienen diciendo toda la vida. Yo te quiero como eres significa que no importa cuanto peses, sino que me gusta tu cuerpo que no sigue unos cánones de belleza establecidos. Existe término medio entre la delgadez y el sobrepreso; yo mido 1.60 y peso 60 kg, no tengo sobrepeso y no estoy delgada y tengo curvas, y no tengo ningún problema de salud. Está claro que si tu pareja pesa 100 kg midiendo 1.60 m, deba perder peso por su propia salud, pero eso no significa que no te quieran, y que les guste tu cuerpo. Claro que les puedes gustar. Todo este movimiento no viene a decir que tienes que engordar ahora para ser "curvys", no. Simplemente, quiere hacer entender que un michelín puede tener el mismo encanto que una torso esculpido en hielo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo. Y mucho cuidado, ni te atrevas a decirle o a exponer públicamente que un cuerpo con sobrepeso (ni curvy ni nada) no te gusta, te parece insano o algo negativo porque te linchan. En cambio es muy común que se diga de las mujeres con un peso excesivamente bajo todo tipo de insultos y no pasa nada (un saco de huesos, un cadáver, eso no es bello, no es una belleza real, lo leo y oigo a menudo, pero luego aplauden el sobrepeso y no se dan cuenta de que ambas cosas son igual de malas y exactamente lo mismo). La gente no tiene dos dedos de frente, todo por moda.
    Yo he cogido muchos kilos en estos últimos años, y lo que al principio era una cuestión estética ahora ya se ha convertido en una cuestión de salud y quiero perderlos. Y la gente venga a decirme que así estoy preciosa, que no necesito perder peso blablabla (¿os imagináis a una persona con anorexia o algo similar intentando recuperarse y que la gente le dijese que no lo hiciera, que está preciosa así? Sería una locura, pero es lo que hacen conmigo, por ejemplo). En fin, que cada una sea o cambie para ser como a ella le dé la gana, pero saludable.
    Tetudas, planas, con curvas, delgadas, musculosas... todas somos mujeres igual de reales y mientras estemos sanas es lo que importa.

    ResponderEliminar
  5. Creo que cada una de nosotras debe decidir como quiere estar. Y reivindicar que tan bonito es ser curvy como flaca, que tienes que estar contenta contigo misma y ser feliz, que es lo más importante.

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que cada una es como es y lo importante es aceptarse. Yo llevo siendo curvy toda mi vida, estando o no de moda :P

    ResponderEliminar
  7. De todo esto me quedo con la frase de tu amiga, aplauso para ella y la corroboro... yo quiero ser cómo me dé la gana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. la primera palabra que se me ha metido en la cabeza nada más leer el título del post es NEGOCIO. Se hace un negocio de todo Mariola, les da igual que estemos como estemos, lo que importa es que entremos en su rueda y vendan a gordas o a delgadas. Yo he sido una persona con sobrepeso, bastante además, y os aseguro a todas que ni se es más feliz ni nada que se le parezca. He tenido problemas de articulaciones, me ahogaba a cada paso que daba y mi autoestima estaba por los suelos. Ahora no es que sea el paradigma de la delgadez pero me encuentro sana y a gusto conmigo misma, que es en lo que se resume tu post. Un beso amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí le has dado. Es marketing puro y duro Blanca. Yo sigo diciendo que no pasa nada pir estar un poco por encima de tu peso ideal como tampoco lo pasa si estas un poco por debajo siempre y cuando estés Sana. Es lo importante. Estar sana y sentirse bien en tu cuerpo. El sobrepeso puede no ser un problema pero la obesidad si.

      Eliminar
  9. Yo sí que lo creo. Lo he comentado más de una vez en post que hacen este tipo de reflexión. A mí me parece muy bien que se venda que la belleza no está en una talla determinada, pero... tampoco se puede hacer ahora apología del sobrepeso, eso no es sano, igual que no lo era de la delgadez extrema.
    Muy buen post. Besitoss

    ResponderEliminar
  10. Opino exactamente igual que tú amiga, que cada una sea como quiera! Basta ya de modas, los extremos son malos, sea cual sea. La delgadez no es nada sano, pero el sobrepeso obviamente tampoco. Tan difícil es darnos cuenta de que existe un termino medio?
    genial post! Besos
    La moda no puede conmigo

    ResponderEliminar
  11. Creo que hay que tener claros dos conceptos, por un lado la salud y por otro la moda, en ocasiones salud y moda coinciden, otras veces no. ¿Acaso los tacones de aguja son sanos para la espalda? ¿La ropa tan ajustada es buena para la circulación? ¿Algunas fibras sintéticas son buenas para la transpiración? ¿Estar excesivamente delgados es sano? ¿Evitar el sol a toda costa permite metabolizar la vitamina D? Nos podríamos hacer preguntas hasta el aburrimiento, lo dicho hay que separar ambos conceptos y lo deseable sería siempre, que la Salud pesase más que la moda, todo un reto para las mujeres del siglo XXI.
    Por cierto, un post brillante, Mariola, excelentes reflexiones.

    ResponderEliminar
  12. No se que decirte, es que parece que podemos decidir el ser flacas o curvys segun las modas y no...por supuesto que un sobrepeso es un problema de salud pero hay enfermedades y tratamientos que provocan ese sobrepeso sin que la afectada tenga nada que ver y ahi es donde hay que decir " te quiero como eres" porque aunque tenga un sobrepeso insano es a consecuencia de algo mas importante.
    Lo que debe denostarse son las modas. Cada uno tiene un cuerpo con una constitución asociada, ni delgadas porque se lleven asi ni gordas por lo mismo...cada uno como sea dentro de unos hábitos saludables y su metabolismo
    Un besote

    ResponderEliminar
  13. Que bueno lo que hs escrito, cada una sosmos que hemos nacido y deberíamos explotar lo que tenemos, a vces nos cegamos sin necesidad. nos tenemos que querer más sin pensar en el resto del mundo

    BESOS REBECA

    ResponderEliminar
  14. A mi me aburre, pero hay q cuidarse, yo otra vez a dieta, cada febrero o marzo me toca bajar los kilos cogidos, me aburre tanto, pero a todas nos gusta vernos bien o mejor, solo fui feliz embarazada que me daba todo igual, que felicidad jajajaj

    ResponderEliminar
  15. para mi una alimentación saludable y respetuosa con el medio ambiente y los animales.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  16. Pues mira, me ha encantado tu entrada. Hace un tiempo traté este tema en mi blog en la entrada "La única dieta que funciona". Creo que las modas sólo son eso modas. Cuando tenía 14 años me decían que estaba muy delgada por pesar algo menos de 55Kg y usar una 34. Ahora que he engordado me dicen que me cuide, que no estoy gorda pero que tengo que cuidarme... Hace un par de años me animaban a engordar porque decían que me sentaba mejor a la cara... Y cadi nunca he oído: haz deporte y come bien y olvídate del resto. Por suerte mi chico es de las pocas personas que sí mr ha dicho esto. Me encantan los dos ejemplos que has puesto porque a mi siempre me ha parecido que Marilyn o Beyoncé estaban delgadas, sólo es que tienen caderas o pecho. Así que sí, hay que dejarse de modas y luchar por estar sanas y punto. Y felices. Nos leemos. Besiños.

    Ysilacosafunciona.com

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Buscar

Google+ Followers

+info
Back To Top