sobre mí, contacto

belleza, actitud, lifestyle, #trending, ellos y ellas

lunes, 6 de octubre de 2014

"Operarme el Pecho es lo Mejor que he Hecho en Mi Vida"


Hace una semana coincidí en una boda con una ex-compañera de trabajo, Itziar, que me soltó una bomba que yo no me esperaba: Se había operado el pecho nueve meses antes. Me quedé sin habla, al principio pensaba que era una broma porque yo siempre la había visto estupenda, mucho más desde que adelgazó unos kilos hace ya un tiempo. 

Su experiencia me pareció muy interesante y por ello le pedí que nos la contara en LMDM. 


"Operarme el Pecho es lo Mejor que he Hecho en Toda Mi Vida" 
(Itziar García, 32 años, publicitaria.)


¿Por qué Decidiste Operarte?

"Operarme el pecho es algo que siempre me había rondado por la cabeza porque nunca había tenido un pecho bonito; pero tampoco era nada dramático, así que no era algo prioritario en mi vida. 

Tras unos años de descontrol con la comida en los que cogí mucho peso, decidí que ya estaba bien, que no podía seguir así y que tenía que bajar peso. Así que me puse firme y bajé 22 kilos, que son muchos... 

Me veía estupenda, pero una de las inevitables consecuencias fue que el pecho se me resintió una barbaridad. Siempre lo había tenido algo caído, pero la pérdida de tanto peso hizo que se me quedase feísimo, completamente vacío ¡como si hubiese dado de mamar a cinco criaturas!

Verme tan bien en todo lo demás hacía que el contraste fuera aún mayor así que tomé la decisión de operarme."

¿Cómo fue el Proceso de Búsqueda de Cirujano? 

"El proceso fue rapidísimo. Una vez que tomé la decisión empecé a consultar con conocidos, pidiendo recomendaciones de cirujanos e informándome en internet. En una semana ya tenía cita con tres para una primera consulta.

El primero al que fuí, el Dr. Alfredo Fernandez Blanco, del que me habían hablado muy bien, me causó buenísima impresión; me dió mucha confianza y tranquilidad y no lo dudé. Lo que más tranquilidad me dió es que está especializado en reparación y en arreglar errores de otros cirujanos, cosa que me dió muchísima seguridad. Soy una persona bastante impulsiva y como me dió tan buen feeling, directamente decidí hacérmelo con él. ¡La mejor decisión que he tomado en mi vida!

Desde el primer momento entendió que quería algo súper natural, que no se notase que estaba operada. Y sobre todo, que más que tener mucho pecho, lo que quería era que estuvieran bien puestas. 

Por lo caído que lo tenía y por la flacidez de la piel tuve que hacerme una pexia con prótesis. La pexia consiste en la elevación y reparación del pecho muy caído. Y las prótesis, obvio, para rellenar el vacío que se me había quedado con la pérdida de peso. 

Me recomendó la colocación de la prótesis submuscular porque el resultado es muchísimo más natural. Yo por suspuesto estaba encantada porque era lo que quería, pero me avisó de que el postoperatorio era bastante más doloroso.

Estaba un poco asustada con eso del dolor, que no lo llevo nada bien, pero merecía la pena."

¿En qué Consistió tu Intervención? ¿Sufriste mucho con el Postoperatorio?

"¡Y el día llegó! Apenas un mes despues de tomar la decisión de operarme, entraba en el quirófano. La operación fue con anestesia general e ingreso hospitalario de una noche.

Aproveché la festividad del día de la publicidad para operarme, así que ingresé un viernes, ¡y el mismo martes ya estaba trabajando! 

Fue increíblemente bien, pasé un postoperatorio buenísimo, con apenas dolores. 

Tenía movilidad reducida (no podía levantar mucho los brazos porque tenía como unas agujetas brutales, consecuencia de romper el musculo para meter la prótesis por debajo), pero yo fui la primera sorprendida de estar tan bien. Era prácticamente autosuficiente desde el día uno. 

Y en una semana, quitando que no podía cargar peso, estaba como nueva. Tengo que decir que creo que tuve mucha suerte, porque por lo que me había informado me lo habían puesto fatal."

                               ¿Qué ha Supuesto para ti la Operación? ¿Ha merecido la pena?

"Han pasado 9 meses desde que me operé y tengo que decir que es lo mejor que he hecho en mi vida. 

No solo por la parte estética, sino más por la parte emocional. ¡La autoestima la tengo por las nubes! Cuando me miro al espejo estoy feliz, cosa que antes no pasaba... Ahora tengo mucha más seguridad en mí misma, estoy mucho más feliz con mi cuerpo y no tengo complejos. Hasta he hecho topless este verano, cosa que antes habría sido completamente impensable. 

       
Recomiendo a todas las mujeres que tengan un complejo que se animen, que claro que da un poco de miedo, pero merece muchísimo la pena. 

Pero más allá de esto, algo que sí recomiendo es no escatimar con el cirujano. 

Yo desde el primer momento tuve claro que me daba igual gastar algo más de dinero, pero quería las garantías que ofrece un cirujano no solo reputado, sino con mucha experiencia y que trabaje con una buena clínica. Al fin y al cabo, aunque sea una operación estética, es una operación -y con anestesia general- además la calidad del resultado es fundamental. No quieres acabar con un pecho peor que con el que entraste...

A mí la operación me costó 6.400€, pero prefería garantías a ahorrarme 3.000€ e irme a un sitio menos fiable. La tranquilidad de saber que estás en buenas manos no se paga con dinero.
¡Y esta es mi experiencia! Espero que sirva a quien tenga dudas de si dar el paso."


Yo también lo espero, Itchy (este es mi mote para ella) y además te vuelvo a dar las gracias por tu colaboración: conocer de primera mano el testimonio honesto y desinteresado de una mujer "normal" -es decir, que no se gana la vida con su cuerpo en el show business- creo que es muy relevante. Recuerdo que tú y yo comentamos lo importante que es para la autoestima de la mayoría de las mujeres sentirnos a gusto con nuestro pecho, una de las partes más femeninas de nuestro cuerpo.

                                     
                                           Y a ti, ¿qué te ha parecido la experiencia de Itziar? 


Foto: prettycitylife.tumblr.com



16 comentarios :

  1. Una experiencia genial, me ha encantado leerla, la verdad es que yo si fuese más valiente (y tuviese más dinero) también lo haría, de momento no me ronda la cabeza. Pero alguna vez lo he pensado. Como ella dice, después debes de sentirte súper bien, con una autoestima genial.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Pues me parece perfecto, yo nunca me he operado, pero reconozco que ante un caso como el de Itziar lo haría, entiendo que un parto o una pérdida de peso importante puede dejarte el pecho muy caído, y ¿para qué estar sufriendo con el tema existiendo soluciones? Eso sí, siempre buscando el máximo de garantías posibles porque pasar por quirófano es pasar por quirófano.
    Besos Mariola y feliz inicio de semana!

    ResponderEliminar
  3. SUPER interesante una vez más! felicidades Mariola! Besos rojos por doquier!

    ResponderEliminar
  4. S i la decisión le ha alegrado bienvenida sea
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Lo importante es que la persona sea feliz.
    Si ella le apetecía hacerlo y sé estupenda pues adelante.
    Un besote para ella.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta que hayas compartido la experiencia de tu amiga, pues es un tema que da mucho respeto, pues una cirugía es una cirugía. Yo también si fuera el caso apostaría por el mejor cirujano, sin escatimar gastos. Gracias por tan estupendo post. Besos...

    ResponderEliminar
  7. Me parece una experiencia muy interesante ; es genial que ahora tengamos tantos recursos para sentirnos mejor con nuestro cuerpo. La narración me ha encantado. Bss:)

    ResponderEliminar
  8. Me alegro por ella! Yo por ahora soy feliz con mi pecho, he aprendido a amarlo tal cual es (pequeño y repleto de estrías), pero es verdad que si me sintiese mal y pudiese permitírmelo quizás me lo pensase.
    Un abrazp

    ResponderEliminar
  9. Interesante el post. Una experiencia real.

    Pero yo ya te digo que no me operaré por gusto, por desgracia pasé por un quirofano para extirpar un nodulo que hasta que no biopsiaron... en fin, ya tu sabes el susto.

    Y cada vez que cambia el tiempo como las yayas, la cicatriz duele... en fin, yo no.

    Bss

    ResponderEliminar
  10. yo alguna vez lo he pensado pero soy una cagada, ademas son pequeñas pero "bien puestas" que con 38 años "no se me aguanta el lápiz" aún, si las tuveira caídas o vacias como ella dice pes no sé pero de momento por el tamaño auqnue me gustaría tener más no me opero

    ResponderEliminar
  11. Yo creo que si le suponía un problema hizo muy bien, al igual que no escatimar en gastos en estos temas. Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Genial post! Gracias por compartir estas cosas tan íntimas. Y felicita a tu amiga por atreverse a dar el paso hacia lo que la hace feliz.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  13. Yo siempre he tenido muy claro qur quería operarmelo, desde muy muy joven y conforme pasa el tiempo me va dando más igual... Me gustaría, pero de momento no es algo prioritario... Aun que claro, no lo descarto, lo importanre es sentirte bien contigo misma.
    Un saludo
    Miss Claire

    ResponderEliminar
  14. Entiendo que como una cura para su falta de autoestima ha sido un éxito. Felicito a tu amiga y la verdad es que es una valiente por dar nombre a su complejo y su decisión para enfrentarse a él
    Un besote

    ResponderEliminar
  15. Conozco a más de una mujer con complejo por su pecho, y creo que si hay solución, que mejor que poder estar felices con una parte tan importante para una mujer.
    Me ha gustado poder leer y compartir su experiencia.
    un besito
    http://miarmarioencrisis.blogspot.com

    ResponderEliminar
  16. me parece PERFECTO y le doy la enhorabuena primero por esa fuerza de voluntad para perder 22 kilos y desde luego por esta decisión.
    La verdad es que yo lo haría ahora mismo si n fuera por el miedo que me da.
    Un beso
    Aran

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Buscar

Google+ Followers

+info
Back To Top