miércoles, 20 de abril de 2022

Llevamos toda la vida aplicándonos mal la mascarilla del pelo: Así es como hay que hacerlo según un experto

 

¿Crees que con usar una mascarilla una o varias veces a la semana es suficiente para cuidar tu pelo? Hacerlo está muy bien, es uno de los gestos imprescindibles en las rutinas de cualquier amante de la belleza. Pero el cómo hacerlo es lo que te puede transformar a ti en una auténtica pro de los cuidados capilares, y a tu pelo en un pelazo.

Hace unas semanas la marca sueca REF Stockholm (@ref_stockholm_spain en Instagram) nos invitó a un desayuno de prensa y medios. Allí no solo pude conocer esta firma de productos veganos y orgánicos que ya os adelanto me está gustando mucho, además aprendí a aplicar correctamente la mascarilla de la mano de Carlos Fernández, experto de REF Stockholm en cuidado del cabello.

Y como yo he venido al mundo beauty para compartir con vosotras todo lo que voy descubriendo, paso a contaros los trucos que nos dio:


1. Cepillar el pelo seco antes de lavarlo

¿Quién se cepilla el pelo antes de meterse en la ducha? Yo me declaro culpable 👎, creo que no lo he hecho nunca. Never. Carlos Fernández nos recomendó hacerlo no solo para activar la microcirculación del cuero cabelludo, sino porque evitaremos que se formen nudos al aplicar la mascarilla. Este es uno de los mejores consejos que te van a dar en tu vida para tratar bien a tu pelo, sobre todo si te gusta llevarlo largo

Menos mal que ahora que me he cortado -mucho- el pelo me es más fácil desenredarlo, porque aunque estuve en la presentación y tomé buena nota de los consejos, se me sigue olvidando pasar el cepillo antes de lavarlo. O sea, soy doblemente culpable 👎👎 y si tú tampoco lo haces a partir de ahora, deditos hacia abajo también para ti.


2. Aplicar la mascarilla con el "gesto de la cuerda"

Para evitar que la mascarilla no se reparta bien por todo el pelo, el experto aconseja trabajarla de la siguiente manera: utilizando pequeñas cantidades de producto, pasa las manos por los mechones como si fueran una cuerda, hazlo de medios a puntas, de arriba abajo y por secciones. Nos llevará un poco más de tiempo, pero es la manera de conseguir que la mascarilla se reparta de forma uniforme por toda la melena. Además no malgastaremos el producto ni su exceso apelmazará el pelo.


3. Envolver el pelo con una toalla seca

Aunque envolver el pelo con una toalla húmeda y caliente te parezca un gesto muy profesional, lo único que puedes conseguir es que la humedad le reste eficacia a la mascarilla


4. No peinar el pelo con la mascarilla puesta

Carlos Fernández nos puso a casi todas la cara colorada en la presentación cuando nos dijo que peinar el pelo con la mascarilla puesta era un gran error. What? ¡Pero si llevamos toda la vida haciéndolo! Ya, pues la realidad es que llevamos toda la vida haciéndolo mal, re-mal, para ser exactos. 

Si antes de lavarlo no lo hemos cepillado bien para eliminar nudos, como os contaba en el primer punto, pasar el peine con la mascarilla puesta lo único que va a hacer es romper la fibra capilar. Lo mejor entonces es dejar actuar la mascarilla, retirar después el exceso pasando dos dedos por los mechones con suavidad y acto seguido peinar antes de aclararlo. 

Por último os quería contar que estoy probando la línea Ultimate Repair de REF Stockholm, formada por champú, acondicionador y mascarilla. Su objetivo es reparar el cabello seco y dañado. Sus ingredientes principales son la manteca de Murumuru, muy rica en ácidos grasos que ayudan a reconstruir la fibra capilar, retener la hidratación y devolverle la suavidad y la elasticidad, y proteína de quinoa, que refuerza el cabello.

Como además de cortarme el pelo también me han hecho el color, y ya sabéis que el pelo tiende a estar más seco, esta línea me está ayudando a repararlo, y por lo tanto lo noto flexible, fácil de peinar y suave. Además es una gozada usar esta línea porque -sobre todo lo noto en la mascarilla- huele genial.

De venta en salones Llongueras 



Foto portada: Erick Larregui on Unsplash


Share:

1 comentario

  1. Pues yo tampoco me cepillo el cabello antes de entrar a la ducha y el otro día escuché en un podcast que es muy importante y, además ahora que he leído tu post, me voy a poner manos a la obra seguro ;-)
    Besitos amigui,
    Maialen.

    ResponderEliminar

© La Macedonia de Mariola | All rights reserved.
Blog Layout Created by pipdig