sobre mí, contacto

belleza, actitud, lifestyle, #trending, ellos y ellas

sábado, 29 de marzo de 2014

#PequePets!


Son los reyes del Efecto "¡Oooooh, qué mono!", bien sean monos, perros, gatos o conejos. Realmente debería haber escrito "monitos, perritos, gatitos o conejitos" pues la visión de casi cualquier criatura animal en su versión mini irremediablemente nos lleva a hablar en diminutivo.

Los #PequePets son cute, incluso los que en vez de pelo tienen púas o un duro caparazón. Es más, ¿quién de vosotros no ha sonreído cuando ha visto la foto del cerdito comiendo un helado? "¡Oooooh, qué mono!", sí qué mono es el cerdito. Y de lo mono que es el mono de pelaje entre verde y amarillo y ojos de extraterrestre ni hablamos; como todos los primates tienen esa cualidad medio humana que nos atrapa y nos inquieta: la película "El planeta de los simios" nos dio a todos un poco de perspectiva acerca de este tema y desde entonces hay gente que sigue estando más cómoda viendo a los pobres orangutanes detrás de un cristal blindado que viviendo en libertad en las selvas de Malasia.

Pero este no es mi caso; yo estoy en contra de los zoológicos, me llenan de pena, de congoja y de rabia  a partes iguales. Bueno, que me voy por las ramas... Estábamos hablando de las #PequePets y del efecto "¡Oooooh!" que provocan en nosotros las mascotas cuando son pequeñitas; nos pasa hasta con las que, cuando crecen, podrían arrancarnos la cabeza de un zarpazo, como los osos o los tigres.

Estoy pensando que esto mismo sucede con los seres humanos. Los bebés (aunque no todos los niños sean guapos) nos parecen achuchables y adorables. Y sin embargo, al alcanzar la edad adulta, a muchos de ellos no hay quien les aguante y de lo que realmente tienes ganas es de estrangularles. ¿No sería genial que algunas personas fueran como los ponys, que se quedaran pequeños de por vida, que jamás crecieran ni desarrollaran la capacidad de dar coces a diestro y siniestro? Imagínate si esto les hubiera pasado a Hitler y a Stalin, por ejemplo.





Fotos: via Mariola Azores Lifestyle board on Pinterest



27 comentarios :

  1. Verdad, jajaja. Pero son/ somos tan "achuchables" de pequeños...

    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. ¡Uf! Como todo los cachorros tienen sus desvantajas... jaja. Cuando me trajeron a mi perro (un frenchie monísimo y súper adorable), no tenía dos meses. Durante el primer mes que lo tuve no podía salir a la calle (le faltaban vacunas) y tenía que hacerlo tooooodo en casa, y nunca, NUNCA lo hizo en el periódico, fue desesperante... Ahora, 6 años después ya no es un cachorro pero es igual de adorable, y lo quiero tanto...

    ResponderEliminar
  3. Pues es vdd, un gran ohhhhh se ha instalado en casa! jajaja
    Te cuento que siempre he querido tener un borreguito pequeño de mascota. Claro, que mis padres nunca compartieron mi debilidad. jajaja
    Un post bonito, bonito!

    XOXO
    Lady Wolff
    http://www.ladywolff.com/

    ResponderEliminar
  4. Por primera vez en muchisimos años no tengo animal domestico en casa. (no, mi marido no cuenta pq no he conseguido domesticarlo aun). Creo que los "oohhh que monos" se nos hacen mayores y dejan de ser tan monos por lo que integrar a un animal en la familia debe de ser un acto de responsabilidad total. O se tiene bien, como un miembro más o no se tiene. Y aunque me encantaría tenerlo reconozco que hoy por hoy no es compatible con mi estilo de vida y no puedo tener un animal en casa para que esté solo la mayor parte del tiempo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Me encanta, me encanta y ah, me encanta el post! Tanto las imágenes que has usado como la idea de que las personas se quedaran como los ponys ;) ¡Gran reflexión!

    Miriana's World Blog

    ResponderEliminar
  6. Yo vengo a poner la nota discordante...ya sabes que salvo los caballos el resto de animales...pues como que no, jajaja...se que voy en contra del mundo pero que poco "animalaria" soy ;-(

    besote y buen finde¡
    nata
    natalialuzentupelo.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  7. No estaría mal, todos cuando son peques despiertan ternura el problema es cuando crecen, hay cada unoooo.

    ResponderEliminar
  8. XD... creo que estos dos últimos no nos parecerian adorables ni de peques... pero si... las criaturitas tienen ese efecto: ooooh.
    Un beso.

    Miss Claire

    ResponderEliminar
  9. Preciosa y adorable compañía.
    Saludos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  10. son unas fotos super tiernas, qué cukis todos estos cachorritos! Bss:)

    ResponderEliminar
  11. pero qué monadas de peluchitos
    kss
    http://tupersonalshopperviajero.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  12. yo tuve un gatito y no dejaba de hacerle fotos al pobre, seguro que estaba harto de mi
    Un besote

    ResponderEliminar
  13. Ohhhhhhhhhhhhhh <3 <3 <3 preciosas imágenes todas, qué cositas!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola Mariola!

    La verdad es que a mí me inspiran ternura todos los animales ya sean pequeños o adultos pero si que es verdad que provocan ese efecto cuando son pequeñines.
    Yo también odio los zoológicos y parques. Y no hay que olvidar que una mascota es una responsabilidad que estará a nuestro cuidado durante toda su vida.

    ¡Besos guapa!

    ResponderEliminar
  15. Pues yo no soy mucho de animalitos en casa, pero cuando los veo es que me encantan y parecen tan adorables y achuchables! Y sí querida, de cachorritos todos son monadas.
    Gracias guapa siempre por tus palabras, este período de desconexión me ha sentado de maravilla así que poco a poco.. Os echaba mucho de menos
    Muackssss

    www.marianasite.com

    ResponderEliminar
  16. Qué bonitos todos! Los gatines son mis favoritos, y estoy de acuerdo contigo, ojalá muchas personas no crecieran nunca!

    ResponderEliminar
  17. Cuando son pequeños son una monada, lo que nadie te dice es que aunque crezcan los quieres tanto que siempre los ves así :D

    http://labloguerapelirroja.blogspot.com

    ResponderEliminar
  18. Jajajajaja! Mariola!!! Nosotras entramos en el saco de los pequepets! jajajaja! Somos como los ponys, no hemos crecido ni nada, y nos mantenemos tan graciosas... Jajajaja
    Después de echarnos flores, digo, que a mí tampoco me gustan los zoos, y muchísimo menos los circos con animales.
    El cerdito comiendo helado, un pasote. Jajajaa
    Un beso!

    ResponderEliminar
  19. Jajajajaja me parto con tu reflexión final, pero tienes toda la razón. Seguro que de peques eran achuchables pero luego... puf!

    ResponderEliminar
  20. Ohhhhh que ricura, son todos tan bonitos!!!! Aunque es un poco como tu dices, ¿Quién no es entrañable de pequeño? Y luego, creces y.... puuuuf!!!!njajajajaj

    XOXO
    Lady Christina

    http://ladychristinaandthecity.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  21. Me encantan los animales, me los quedaría todos si no fuera por espacio jajaja.

    ResponderEliminar
  22. A mi me producen ese efecto oooohhhh, pero por un nanosegundo. Que se queden con su progenitor de origen que bastante animal hay ya suelto como para tener más en casa o como apuntabas en Zoologicos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Buscar

Google+ Followers

+info
Back To Top