sobre mí, contacto

belleza, actitud, lifestyle, #trending, ellos y ellas

lunes, 23 de marzo de 2015

Antes de Cambiar de Look, Hazte estas 5 Preguntas


¿Cuántas veces no has pensado en cambiar radicalmente de look? ¿Y cuántas veces no te has arrepentido después? Por muy apetecible que se nos presente la posibilidad de "resetear" nuestra vida a través de un nuevo corte de pelo y/o un nuevo color, un cambio de look llevado a cabo solo por un impulso emocional no siempre resulta ser tan buena idea.

Hoy he elaborado una lista de cinco preguntas que quizás sirvan de ayuda a quienes por un motivo u otro -de esto hablaremos enseguida- estéis a punto de lanzaros de cabeza a una transformación importante.


5 Preguntas que Hay que Hacerse Antes de un Cambio Radical de Look


1. ¿Es una decisión precipitada por un mal momento personal? 

Si lo que te mueve es una ruptura, o te acabas de enterar que tu ex y una de tus mejores amigas están liados o estás pasando por una racha en la que estás especialmente triste, lo más aconsejable sería dejar pasar un poco de tiempo antes de tomar una decisión que luego no tenga vuelta atrás. Regálate un bono de masajes, unas clases de cocina orgánica o descarga adrenalina con unas cuantas sesiones de boxeo. Cualquier cosa antes que pedirle a tu estilista que corte por lo sano y tener que tirarte de los pelos -los pocos que te queden- al día siguiente.

Imagínate que además -Ley de Murphy- justo ese día te cruzas por la calle con tu ex y con la que hasta hace nada considerabas una de tus mejores amigas. ¿De verdad quieres que te vean con el color de pelo del payaso Pepón?



2. ¿Me mueven las ganas de verme mejor o las de huir de mí mismo?

A veces nos hartamos de ver nuestra propia carita un día tras otro en el espejo. Así que una mañana, hastiados de nosotros mismos, pensamos que antes de caer en la autocompasión lo mejor será  reavivar la llama de la autopasión con un refrescante pero ligero cambio de imagen. Gran idea.

Ahora bien, otro asunto muy diferente es que hayas llegado a tal punto de insatisfacción con tu vida que lo que estés buscando sea huir de ti mismo a través de un cambio radical de look. Al igual que sucede en las relaciones de pareja, en la relación que tienes contigo mismo tampoco las huidas hacia adelante solucionan el conflicto. En estos casos es mucho más aconsejable tener a mano el teléfono de un buen un coach que el de un peluquero.



3. ¿Necesito un cambio tan radical? 

¿Por qué no pruebas a hacerlo poco a poco? Antes de cambiar tu melena por cualquier versión de pelo corto tal vez puedes hablar con tu peluquero para pedirle que probéis antes con un un bob a la altura de los hombros o con un bob a capas. Y más adelante cuando te hayas acostumbrado a llevar el cabello mucho más corto de lo habitual tal vez te sientas del todo cómoda con la idea de probar con un pixie, por ejemplo.



4. ¿Mi nuevo look me va a esclavizar? 

No lo dudes. Ese flequillo tan, tan corto te va a tener esclavizada durante meses. Igual que si te decides a cambiar tus preciosas mechas ombré por algo mucho más difícil de mantener como el azul, el verde o el lavanda

Hay looks que son preciosos de ver en los editoriales de moda y de belleza. Otros te cautivan cuando los luce alguna famosa. Rihanna con su penúltimo color de pelo, Scarlett Johansson paseándose por el mundo con su arriesgado -incluso para ella- corte a lo mohicano. O abres una revista y te encuentras con el inesperado boycut de Cate Blanchett o el de Katy Perry. Entonces gritas "¡lo quiero!", sin pararte a pensar que tal vez ese cambio de look va a suponer que tengas que levantarte una hora antes cada mañana para conseguir que se vea como en las revistas.



5. ¿Me identifico totalmente con ese color de pelo? 

El pelo rosa  mola. Y también mola la nueva tendencia de teñir el cabello de blanco o de gris. Pero antes de cambiar tu color piénsalo un poco; hasta a Jared Leto le cuesta reconocerse con su nuevo look platino y la mismísima Kim Kardashian de rubia no parece ella (su ventaja es que su retaguardia es bastante fácil de identificar).

Estos cambios además implican procesos muy agresivos de decoloración, por lo que sería conveniente que hicieras dos cosas: primero reflexionar acerca de si de verdad encaja con tu personalidad y con tu estilo de vida un tono de pelo tan llamativo y después tener en cuenta estos 9 consejos antes de la coloración.




¿Alguna vez te has hecho un cambio de look del que te has arrepentido después?



Foto: Purelyperfect.com



24 comentarios :

  1. Que me haya ya arrepentido no, pero si me ha costado acostumbrarme a verme con el nuevo corte

    Besos Rebeca

    ResponderEliminar
  2. Yo si lo pienso mucho no lo hago... pero es que necesito un cambio pronto!!

    ResponderEliminar
  3. Buena entrada y que me hace pensar además.
    Es cierto, llevo meses ideando un cambio de look, a algo que ya he llevado y me gusta pero no sé si me sentará bien del todo ahora, tengo que seguir pensando.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. De lo que me he arrepentido es de haberme hecho tantas mechas mas claras que he tenido que cortármelo para quitar las puntas estropeadas y de un cabello por la cintura Super sano que solía tener tuve que pasar a una melena por los hombros a la que me costo mucho acostumbrarme. Ahora ya me esta creciendo y sano otra vez gracias a los incesantes tratamientos de Evolucion Capilar que Los Arys realizan en mi melena, pero si me ha costado hacerme la blondie! Jajajaj

    ResponderEliminar
  5. Sólo recuerdo haberme hecho un cambio radical en mi vida, y no creo que vuelva. Un corte sí, pero no al estilo chico como me lo hice yo cuando estaba de moda Isabel Gemio.Creo que has dejado muy claro en tu post todo lo que hay que barajar antes de decidirse por algo tan radical. Bss:)

    ResponderEliminar
  6. La experiencia también me dice que si quiero algo muy drástico voy a mi peluquera y me convence de si me va a quedar bien o no!! Eso para los cortes y para los tintes, hay veces que basta con peinarnos de otro modo!

    ResponderEliminar
  7. Yo he sido de cambios radiales y sin pensar toda mi vida y jamás me he arrepentido. Ahora llevo una época muchísimo más calmada, y todo el mundo me dice que que me pasa, que no parezco yo, si hacer cambios y siempre igual.
    un besito
    http://miarmarioencrisis.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Si, mi tía todavía se acuerda de mis mechas verdes y cada vez que me ve me lo recuerda :(, creo que hay que estar muy segura de los cambios de look y sino mira yo, que me planté con la foto del pixie de Anne Hathaway en la peluquería y el resultado ya lo has visto en directo XD Muaa

    ResponderEliminar
  9. Jajjaaj no falla lo de la ruptura. Yo cada vez que he pasado por una, he cambiado de look jajaja Un besote

    ResponderEliminar
  10. Lo de la ruptura pasa mucho, pero tampoco hay que darle tanta importancia a los cambios de look equivocados, afortunadamente el pelo crece!!!! ja ja ja


    Besos

    ResponderEliminar
  11. Mi respuesta a tu pregunta final es que no! Con mi pelo tengo las cosas muy claras siempre, pero hay mucha gente que se hace cambios por impulso y motivada por sus estado de ánimo, así que tu post me parece muy acertado y útil. Un besote!

    ResponderEliminar
  12. Pueeeees la única vez que me he arrepentido de un cambio de look reconozco que fue motivado por un mal momento personal + suegra de consejera :) pero bueno, con los meses el pelo volvió a su color natural :p

    ResponderEliminar
  13. No me suelo arriesgar mucho en ese sentido...de hecho me gustaria ser mas valiente
    Un besote

    ResponderEliminar
  14. Cada vez que me corto el pelo, luego acabo arrepintiéndome porque no me gusta nada el proceso de crecimiento. Pero me tienta la idea cada dos por tres. Besos

    ResponderEliminar
  15. La vdd es que en mi adolescencia yo era mucho de cambiar de look. De hecho cada tres meses, cambiaba de color.
    Eso era antes... jajajaaj ahora no me atrevería! :)
    Y es muy cierto, hay que pensárselo mucho, porque hay cambios que son muy radicales, y es difícil volver al original. Mejor estar muy seguras!

    XOXO
    Lady Wolff
    http://www.ladywolff.com/

    ResponderEliminar
  16. El punto 4 para mí es el fundamental porque al final de cuentas, cambiar de look (y mas a lo radical) es pasar una página en tu vida. Entiendo la "pelu-terapia"... Sin embargo, lo que me mata es ese "escalón" entre lo que quieres y lo que te hacen, o mucho peor, lo que no te saben hacer... y, como dices, esos peinados para privilegiadas que se lavan el pelo y no tienen ni que pasarse un peine.

    Un besote, rubia.

    ResponderEliminar
  17. Buenas
    La verdad es que suelo cambiar mi look cuando rstoy triste o hastiada de mi misma... Aunque es cierto quemi peluquero nunca ne havhecho un corte que no me favorezca... y bueno, pelos rosa y gris... No me atrevería nunca.
    Un saludo: Miss Claire

    ResponderEliminar
  18. Buenas
    La verdad es que suelo cambiar mi look cuando rstoy triste o hastiada de mi misma... Aunque es cierto quemi peluquero nunca ne havhecho un corte que no me favorezca... y bueno, pelos rosa y gris... No me atrevería nunca.
    Un saludo: Miss Claire

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado el post!! Yopor ejemplo, adoro el pelo largo y el verano pasado decidí cortarmelo... me costó acostumbrarme pero era algo que me apetecía hacer. Llevaba mucho tiempo pensándolo y lo que más miedo me daba era que tenia que dedicarle bastante tiempo más al que estoy acostumbrada pero finalmente me acostumbre aunque eso si, ahora estoy mucho más feliz con mi pelo largo otra vez jaaja.
    Besitos!

    www.acooltime.es

    ResponderEliminar
  20. Creo que soy bastante prudente con este tema.... incluso diría yo... que poco atrevida, solo una vez en mi vida, he pasado de mi melena rubia a un bob por encima de los hombros y color castaño oscuro. Y juro que fue por necesidades del guión... jijijijji. Aunque tengo que reconocer que el resultado me gusto.
    Bexos flower
    Aran

    ResponderEliminar
  21. Yo incluiría también un "PROBABLEMENTE NO TE VAS A VER COMO A LA CHICA DE LA REVISTA". Eso a mi me pasa mucho...

    ResponderEliminar
  22. Yo me arrepentí cuando me hice la permanente, jajajaaja, madre mía Mariola, ¡qué horror! menos mal que no nos conocíamos en aquella época!
    Besos rojos por doquier!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Buscar

Google+ Followers

+info
Back To Top